¿En qué se parecen un(a) corredor(a) en cinta y un(a) médico que repite el examen ENARM?

Visto: 2196

preparación examen enarm

 

¿Qué parecido tienen los médicos que repiten el examen ENARM con las personas que corren en cinta en un gimnasio? Ambos viven un desgaste energético y no hay un avance real sino virtual pues permanecen en el mismo punto. La diferencia es que el (la) corredor(a) progresa en condición física, quema calorías y se mantiene saludable, mientras que el (la) médico sigue repitiendo sus mismas estrategias de preparación para el examen ENARM, no ha aprendido lo suficiente de su (s) experiencia(s) previa(s); es muy probable que no avance como cree, pierda confianza en sí mismo(a), acumule frustración y siga sin entrar a la residencia.

Si eres médico que vas a presentar nuevamente el examen ENARM, es fundamental que cambies las creencias que tienes acerca de tu preparación para el examen, para que emprendas acciones diferentes con resultados diferentes (sobresalientes) y logres la meta que te has propuesto hace tiempo: entrar a la residencia.

¿Quieres seguir arriesgando tu ingreso a la especialidad simplemente por seguir repitiendo lo que todos los aspirantes hacen y volver a esperar otro año más? o ¿realmente te atreverías a vivir de manera comprometida una preparación diferente que te brinde puntaje alto, seguridad, foco y pasión para entrar a la residencia? ENARM 3Di es el Programa pensado para médicos que quieren hacer una especialidad pero no pueden quitar la pausa que les detiene.

 

Interdependencia e incertidumbre realidades inevitables en el proceso del ENARM

Visto: 1514

Tensión, enojo, cansancio, frustración e indignación, por decir lo menos, caracterizaron la experiencia del primer día del proceso rumbo al ENARM. Ese inicio no distó mucho de lo que observamos como fenómeno a nivel comercial cuando se trata de una "venta nocturna", un "buen fin", etc. ; estas últimas incluso suelen ser más organizadas y previsoras.

Actualmente, con la reapertura de la plataforma para seguir obteniendo el pre-registro, se hace presente la incertidumbre. Puede juzgarse o elucubrarse mucho al respecto pero eso sólo quita tiempo, distrae y desgasta emocionalmente. Si de verdad interesa aprovechar la situación para iniciar un cambio en los procesos del sistema de salud en México, entonces puede ser una excelente oportunidad que no hay que desaprovechar, considerando que la apatía, el silencio, la desorganización y el individualismo contribuyen a perpetuar situaciones indeseables.

Quiero recordarte dos realidades importantes en nuestra existencia humana, que pocas veces tomamos en cuenta y no vemos su trascendencia. La primera, tiene que ver con la interdependencia, sin ella no podríamos ni existir. Ser interdependientes implica nuestra acción recíproca continua con personas e instituciones que determinan y contribuyen a nuestro desarrollo; no olvidemos que cada uno de nosotros también aporta en esa dinámica. Al ser inevitable esta realidad, ello significa que seguirás dependiendo de las instituciones de salud y de las personas que laboran en ellas, con sus aciertos y errores, si quieres formarte como especialista en México. La situación actual en el proceso del ENARM puede ser un detonante para quienes son personas propositivas, proactivas y organizadas. Si eres una de ellas, tienes mucho que aportar en tu interacción con el sector salud para mejorarlo. El malestar es una experiencia importante de cambio que requiere de acciones concretas para mejorar tal insatisfacción, de aquí que sólo rumiar el malestar sin acción no sirve de nada.

La segunda realidad, que nos acompaña también todo el tiempo a pesar de nuestra ignorancia sobre ella, es la incertidumbre en la vida humana. En el transcurso de nuestra vida abundan las ocasiones en que sucede lo que no queremos o imaginamos y sólo pocas veces se hace realidad precisa aquello que diseñamos o deseamos. Así sucede ahora en tu proceso para llegar a la residencia. Lo que parecía sencillo como obtener un pre- registro se complicó. Aunque ya está en marcha una re- apertura del sistema para que proceda nuevamente la obtención de folios para el ENARM, es incierto el límite en número de solicitudes, el día y la sede son inciertas para quienes obtuvieron su folio en esta re-apertura; no hay ninguna referencia a que se evitarán los errores o problemas técnicos que se tuvieron al comienzo del proceso. Todo esto es incierto hasta ahora. A esta situación se suma la incertidumbre que rodea a otras realidades por venir: llegar con excelente preparación académica y en buenas condiciones de salud física y de ánimo el día del ENARM,  manejar adecuadamente el estrés el día del examen, obtener un puntaje adecuado para ser seleccionado, ser admitido en la sede hospitalaria elegida, resistir el trato y trabajo como R1, etc.proceso del enarm

Estas realidades futuras son inciertas y solamente tú eres quien puede decidir cómo vivir la realidad en turno. Si tienes clara tu meta, conoces qué te mueve a alcanzarla, experimentas pasión por ella y emprendes las acciones adecuadas, entonces es muy probable que a pesar de los obstáculos en el camino y de la incertidumbre llegues no sólo a la residencia sino a ser especialista, con capacidad para dejar huella en el área y en las personas.

Así como seguramente quieres que las realidades de interdependencia y de incertidumbre cambien en su  forma o modo en que se han venido expresando en el ámbito médico, tú , ¿qué estás dispuesto(a) a cambiar de ti para llegar a la residencia? ¿Vas a repetir el mismo camino de preparación de tu ENARM anterior cuando sabes que no te funcionó y  existe una alta probabilidad de repetir resultados fallidos? ¿seguirás tus estrategias de estudiante de licenciatura? Si quieres que el personal y las instituciones de salud cambien, empieza el cambio primero contigo: ten pensamientos positivos, asume actitudes que favorezcan tu desarrollo sano, promueve ambientes y relaciones de crecimiento, prepárate diferente y mejor para el ENARM, etc. 

Que este "primer logro" de haber obtenido tu folio provoque en ti una reflexión seria sobre tu compromiso profesional y humano , y genere al mismo tiempo en ti un cambio de actitud con múltiples acciones en diferentes ámbitos para que llegues a la residencia con mayor autoconfianza, alta autoestima, gran entusiasmo y fortaleza para que brindes lo mejor de ti a los demás.

Programa ENARM 3Di

 

Evita Parkinson por el ENARM

Visto: 1040

escribir o estudiar con ParkinsonEfectivamente. Si hasta el día de hoy no te has aplicado a estudiar con disciplina, todos los días, de manera organizada y evaluando tu avance, además de cuidar otros aspectos importantes para tu desarrollo saludable, es muy probable que en unos meses por motivo del ENARM vivas la ley de Parkinson. Esta ley, enunciada por C. N. Parkinson (1957), plantea que el trabajo se expande de tal manera que va a ocupar todo el tiempo disponible hasta que se termine. De hecho, existe un proverbio inglés que dice: “El hombre más ocupado es el que tiene tiempo de sobra”. Esta situación seguramente nos resulta familiar porque en algún momento de nuestra vida lo hemos experimentado. Al atender y cumplir con ciertos compromisos que no se han planeado y abordado con tiempo suficiente, se cae en el estado “del tiempo límite”, en el que se pone casi todo en pausa y por lo mismo se descuidan otras actividades o áreas de la vida que también son importantes (tiempo de sueño y de descanso, comer menos y poco sano, convivencia, cancelación de otros compromisos, etc.). Con sólo alterar el tiempo de sueño y vivir el día a día con estrés, son condiciones suficientes para que tu preparación para el ENARM sea deficiente y como consecuencia tu desempeño y resultado en el examen no sean satisfactorios para ingresar a la residencia. Recuerda que dormir adecuadamente permite fijar el conocimiento. La acción del cortisol afectará tu aprendizaje y tu memoria y propiciará lo que experimentamos como “mente en blanco”.

Si es la primera vez que vas a presentar el ENARM es necesario que ya estés estudiando. Si no es la primera vez, urge que ya te apliques. Ten presente: mucho que estudiar y poco tiempo disponible para ello, son un excelente detonador para la ley de Parkinson y éste acarrea consecuencias poco favorables si quieres entrar a la residencia el próximo año. Así pues, comienza a estudiar cuanto antes.

P

A

R

K

I

N

S

O

N

Demasiado material por estudiar                             
 + = ENARM deficiente => No ingresar a la residencia 
  Tiempo disponible reducido para hacerlo        

ENARM: ¿Proceso o inmediatez?

Visto: 1229

 Proceso e inmediatez son dos realidades que necesitan comprenderse para aplicarlas adecuadamente en nuestra vida. Inmediatez, en su sentido temporal, hace referencia a lo que acontece sin demora o tardanza. Proceso, remite a un período de tiempo en el que se presentan una serie de eventos que conllevan una transformación para dar un producto o resultado diferente de aquello con lo que se comenzó. Un ejemplo claro de inmediatez nos lo brinda la tecnología del mundo de hoy, pues nos transporta de forma instantánea con un solo clic a diferentes realidades virtuales. El inconveniente es querer trasladar, consciente o inconscientemente, esa forma de acción y de interpretación del mundo virtual a la complejidad de la vida humana. Si algo caracteriza a la vida es que toda ella es proceso, constituido a su vez de múltiples y diversos procesos a diferentes niveles con mediaciones multifactoriales.

Si a nuestra experiencia de inmediatez tecnológica le añadimos querer satisfacer nuestros deseos, de por sí inalcanzables, el resultado es vivir fuera de la realidad humana como tal, ser impacientes, intolerantes, estar ansiosos, estresados, distraídos, alejados del presente, frustrados, desenfocados, deprimidos, insatisfechos, enojados, etc. Lo conveniente es distinguir, experimentar e interpretar de forma adecuada lo que es inmediato y lo que es proceso.

Si se afina la mirada se descubrirá que el ENARM y la especialidad médica son procesos, y por consiguiente hay varios factores que intervienen en ellos. ¿Cuáles son los factores que constituyen tu proceso hacia el ENARM? ¿Cuáles estás tomando en cuenta? ¿Acaso sólo el estudio es el único factor importante? ¿Únicamente tu cerebro y tu inteligencia acuden el día del Examen? ENARM y residencia son productos multifactoriales.

No olvides que tener en tus manos el resultado de tu ENARM, es producto de la calidad de proceso que decidiste vivir tiempo atrás. El resultado va a configurar las siguientes realidades y decisiones que vas a tomar: ya sea que el proceso continúe fluyendo hasta que entres a la residencia, o bien te obligará a una pausa para mejorar y/o corregir aspectos en la calidad de tu preparación para que el resultado del siguiente ENARM te sea favorable y finalmente llegues a la especialidad.

Si vas a presentar por primera vez el ENARM o vas a repetirlo, ten presente la perspectiva y experiencia de proceso.